La base de la terapia Clark es primeramente la detoxificación y limpieza orgánica, a través de suplementos naturales (siempre testados para que no contengan ningún elemento tóxico).

De este modo, eliminamos el “ambiente” ideal para la proliferación de los patógenos (parásitos, bacterias, hongos, virus…) que según la Dra. Clark, son los causantes directos o indirectos de la mayoría de las alteraciones de la salud y bajadas de rendimiento físico y mental, a la vez que conseguimos  mejorar nuestro sistema inmunológico.

Seguidamente, el objetivo de la terapia Clark es la eliminación y control de estos patógenos, igualmente a través de suplementos naturales testados y con el apoyo de otras técnicas de su creación (siempre no invasivas e inocuas).

¿Quién puede beneficiarse de la Terapia Clark?

Cualquier persona puede beneficiarse de la Terapia Clark, con ánimo de mejorar un determinada dolencia o simplemente como prevención y salud.

Asimismo podemos utilizar la Terapia Clark con nuestras mascotas paa mejorar su calidad de vida y prevenir numerosas patologías graves.